Monumentos
  Harinera de Campos

La harinera de Campos "Los Angeles" fue la segunda fábrica de harinas que se construyó en Castromocho.

Comenzó a funcionar en Mayo de 1936 con una capacidad de 20.000-22.000 kilos.

En los primeros años, la plantilla fue de 22 personas, con turnos ininterrumpidos las 24 horas del día. Con el tiempo los turnos se fueron reduciendo así como la plantilla. Al final sólo funcionaba con un turno de ocho obreros.

Esta fábrica funcionó como cooperativa, regida por un Reglamento, un presidente y su junta directiva. Cada uno de los 300 socios que formaban la cooperativa, poseía una acción de dos pesetas, valor de una fanega de trigo cuando la fábrica comenzó a funcionar. Todos los socios eran fundadores, por lo tanto no había cabida para otros nuevos. Cuando moría, las acciones pasaban a los herederos.

Aparte del presidente y la junta directiva estaban el gerente, el secretario y los molineros primero y segundo. El gerente y el secretario eran los responsables de los temas administrativos mientras que los molineros eran los encargados directos del buen funcionamiento de la fábrica.

El Gerente que más tiempo dirigió la fábrica fue D. Miguel Fuentes. El secretario con más antigüedad fue Edelmiro Atienza sustituido -al morir- por Carlos Enríquez hasta el día del cierre. El molinero primero que más años rigió la fábrica fue José Palau asistido por el molinero segundo Pedro Montes. Cuando murió el Sr. Palau su puesto fue ocupado por Félix Castañeda. El último Gerente fue D. Victor.

En 1985 por problemas económicos esta fábrica se vendió a un particular y a los pocos años cerró de manera definitiva.

En sus 50 años de vida por ella pasaron muchos obreros tanto de Castromocho como de los pueblos limítrofes. Enumerar aquí el nombre de todos ellos sería misión imposible pero si recordaremos los que en ella trabajaban en el momento del cierre: Doroteo Pérez (Teín), Dionisio Simón, Valeriano Martín Simancas, Juan José Maestro, Angel Diez y Dionisio Pardo.

En estos momentos está en venta y me temo que dentro de unos años en ruinas. Con un poco de imaginación y buena voluntad por parte del Gobierno Autonómico muchas cosas se podrían hacer con estas infraestructuras.

 
 


Fachada Principal


Interior de la fábrica


Interior de la fábrica


Carlos Enríquez (secretario)


Vista posterior


Fachada Principal (estado actual)


Vista aerea


Dionisio, Angel y Teín.


Interior de la fábrica


Vista desde la estación


Casa del Gerente y Molineros


Casa del Gerente (estado actual)