Listado de Mensajes | Mensajes y contenido Añadir mensaje nuevo | Saludar a alguien | Lista de Saludos


Heraclio Palomino (Cronista de la Villa de Castromocho)
Heraclio Palomino, cronista de la Villa de Castromocho. (D.E.P.)
He conocido la triste noticia de su fallecimiento con bastante retraso, ya que mis visitas a la página de nuestro pueblo se han espaciado más de lo que debieran, con la consiguiente falta de información sobre la vida y la muerte de la gente de nuestro pueblo, en este caso de la muerte, que como decía Concha Andrés en conversación telefónica con mi madre: “La muerte no para en Castromocho”.
Ninguna palabra escrita me va resultar suficiente para expresar los sentimientos de pesar y dolor y que estas sirvan de acompañamiento en el ámbito familiar de quienes han compartido con Heraclio los mejores momentos de su vida: Mari, su esposa, sus hijos, Carmen su hermana y todos los auténticos amigos, paisanos y no paisanos, que él supo generar y reunir entorno a su persona Ha muerto un hombre bueno que no se limitó a esperar “la venida del reino que nos promete Jesucristo” e hizo todo lo que estaba en sus manos para ayudar a quien realmente lo necesitaba, porque entendió que el Reino de Dios únicamente vendría a nosotros en un mundo de Justicia, paz y amor para con los demás.
Que su vida sea la semilla que hoy en el día de “Caritas”, seamos capaces de sembrar en cada uno de nuestros corazones, y que de inmediato se convierta en obras, que hagan cierto el saber popular hecho refrán : “obras son amores y no buenas razones.
La última vez que hablé con él, fue en las fiestas de la Reina de los Angeles, acababa de superar algunos problemillas de salud, pero tenía proyectos de futuro para el Banco de Alimentos de Vitoria; le acompañaba Mari, y le vi tan animosos, que nada hacía sospechar que sería la última charla con él.
Sería un acierto, que Dámaso abriese una página en Castromocho.com que bajo el título de ESCRITOS PARA EL RECUERDO, pudiéramos volver a leer y saborear los relatos vivos de las fiestas de su pueblo, de nuestro pueblo. Heraclio, En sus crónicas fue capaz de transmitir la ansiedad que sentía por rozar la felicidad que le proporcionaba la estancia de unos días en el pueblo que le vio nacer; le “perdía” volver a su pueblo en fiestas, porque ya anticipaba la alegría que proporcionaría a quienes estuvieron ausentes, cuando estos leyeran sus crónicas, al encontrar en ellas, sensaciones y emociones personales, ya hechas palabra escrita en una historia del pasado para gozo y regocijo de los ausentes o presentes. Y si se cumple mi deseo, palabras para el recuerdo de una persona que amó intensamente a todos nosotros.
Lucía y Adelicio, con toda su familia, hijos y nietas, quieren unirse al pesar de tantos y tantos que tuvimos la suerte de convivir con él y hoy rezamos una oración al Cielo, lugar en el que, sin duda, ya se encuentra.
Adelicio Caballero Caballero | 29/05/2016 17:51:25

 Mensaje anterior     Mensaje siguiente 

Para salir del FORO pinchar en... SALIR