El  Reloj
 
por Herenio Pobes
 

 

 

Tú marcaste la pauta
de mi estancia en el lugar
Tú dijiste a qué hora
debería de jugar.

Tú marcaste el inicio
de la vida en el lugar
Tú dijiste a qué hora
me debería de marchar.

Tú siempre marcaste
el inicio y el final
pero nunca podrás marcar
cuando Castromocho morirá.