Mi marcha
 
por Herenio Pobes
 

 

 

 

Cuando salí de mi pueblo
triste y lleno de ilusión
dejaba padres y hermano
y un poco de mi corazón.


Con lágrimas en los ojos
miraba a mi alrededor
las cosas que iba dejando
bañadas por un claro sol.

Fueron momentos difíciles
que nunca podré olvidar
once años tenía
y mucho en qué pensar

La vida sigue su curso
el hombre busca su pan,
deja sus sentimientos
mirando su bienestar.