Bendito tu paso por Castromocho
 
por Adelicio Caballero
 

 

 
En memoria de Don Tori.

 

Desbordados de lágrimas y amargura.
Ocupados en ser fuertes ante la pena
Que puede invadirnos vena a vena
Convertiremos en Mar esta Llanura.

Fuiste pan candeal de harina pura
Llegaste a nosotros como primavera plena
Nos regalaste, dejando caer de tus manos ventura llena
Reuniéndonos en amor emocionado en “Una Cena”.

Éramos pantanos sin aliviaderos
Bendita la esperanza que tú nos diste
En un Dios que nos tiene prisioneros.

¡Bendito seas! tú que apareciste
Pisando en Castromocho sus senderos
¡Bendita sea! esa fe que nos trajiste.