El 17 de Enero
 
por Lucía Castañeda Torío

17 Enero 2012

 

 

 

En la plaza de mi pueblo
hay un cochino colgado
para que el mozo que pueda
suba a pegarle un bocado.

Pero eso será después
que le den la bendición
y el caballo con su pena
a la cuadra se marchó.

Porque no corre esa cuesta
que a todos tanto gustaba
y después también los gallos
que en la plaza les colgaban.

Despues venía esa cena
que las madres preparaban
las madres de aquellos quintos
y después nos invitaban.

Pero todo esto se acaba
sólo quedan los recuerdos
de aquella fiesta bonita

¡PEGAD UN MORDISCO AL CERDO!